En primer lugar me gustaría explicar en qué consiste la mediación:

Se podría definir como un procedimiento de negociación entre dos partes con la presencia de un tercero con un papel neutral cuya misión será la de facilitar la búsqueda de soluciones al conflicto. Es importante destacar que el mediador no tiene potestad para imponer una solución sino que su papel se limita a facilitar un ambiente de diálogo entre las partes para que sean ellas mismas las que adopten acuerdos beneficiosos para ambos.

De este modo podríamos entender la mediación como un procedimiento confidencial, voluntario, flexible y basado en el diálogo.

Así las principales ventajas de la mediación son:

  • Es un instrumento rápido, económico y eficaz: es rápido porque sus tiempos no son los mismos que los de los procesos judiciales; es económico ya que sólo interviene un profesional con el consiguiente ahorro en abogados, procuradores, etc.; y es eficaz porque son las partes las que deciden cuál será la solución de dicho conflicto.
  • Es un instrumento que favorece la cooperación a través de un proceso de comunicación que potencia la participación de las partes en un espacio privado y confidencial.
  • Es un instrumento que produce efectos hacia el futuro, es decir, consigue una disminución de litigios futuros.

Sin embargo, la mediación no es el sistema idóneo para la resolución de todo tipo de conflictos , por lo que el Colegio de Abogados de Oviedo aconseja la utilización de la Mediación en:

  • Aquellos casos en los que la relación entre las partes se vaya a prolongar en el tiempo.
  • Aquellos casos cuya solución jurídica sea compleja.

Del mismo modo, y también según el Colegio de Abogados de Oviedo, será muy importante determinar el estado en que se encuentre el conflicto:

  • Si el conflicto está latente, hay que prevenir para evitar que escales.
  • Si el conflicto es manifiesto (las partes están identificadas así como el problema, que no es una simple desavenencia sino un desacuerdo real que han intentado solucionar pero que no son capaces de resolver por sí mismas) hay que instaurar el proceso de mediación para resolverlo.
  • Si el conflicto está en fase de lucha de poder hay que contenerlo para evitar la violencia o destrucción.

Por todo ello, en la actualidad, la mediación está adquiriendo gran importancia en nuestra sociedad como una forma rápida, económica y sencilla de resolver conflictos.