Con fecha 25 de marzo de 2.015 nuestro Tribunal Supremo ha dictado una sentencia que viene a fijar el criterio en cuanto a uno de los temas que en la actualidad mas pleitos viene generando: la cláusula suelo.

En cuanto a los criterios para determinar si la mencionada cláusula debía ser considerada nula nuestro Tribunal Supremo se había pronunciado a través de la sentencia de 09/05/2013

Pues bien, hasta el momento los criterios para determinar la nulidad o no de la cláusula no planteaban excesivos problemas.

Sin embargo, no ocurría lo mismo en cuanto a la determinación de la obligación o no de las entidades bancarias de devolver el dinero indebidamente cobrado por ese concepto. Así, en función de las diferentes Audiencias Provinciales se producían efectos diferentes en cada parte del territorio nacional.

Es precisamente sobre este asunto sobre el que ha venido a aportar luz la Sentencia 139/2015 de fecha 25 de marzo de 2.015 del Tribunal Supremo al fijar como doctrina que cuando en aplicación de la doctrina fijada en la sentencia de Pleno de 9 de mayo de 2.013, se declare abusiva y por lo tanto nula la denominada cláusula suelo inserta en un contrato de préstamo con tipo de interés variable, procederá la restitución al prestatario de los intereses que hubiese pagado en aplicación de dicha cláusula a partir de la fecha de publicación de la sentencia de 9 de mayo de 2.013.

Por lo tanto, parece claro en este momento que la declaración de nulidad de una cláusula suelo lleva aparejada la devolución de las cantidades cobradas por la entidad bancaria desde mayo de 2.013 por ese concepto y así se recoge ya en diversas sentencias entre las que podemos citar 3 muy recientes obtenidas por nuestro despacho en los tribunales de Oviedo:

  1. Sentencia 80/15 de 21 de abril de 2015 del Juzgado de Primera Instancia Nº6 de Oviedo.
  2. Sentencia 81/15 de 21 de abril de 2015 del Juzgado de Primera Instancia Nº6 de Oviedo.
  3. Sentencia 62/15 de 21 de abril de 2015 del Juzgado de Primera Instancia Nº11 de Oviedo.