NULIDAD DE LA COMISIÓN DE APERTURA.

En el post de hoy detallaremos otro abuso bancario: el cobre de la comisión de apertura en los préstamos hipotecarios.

Al igual que sucede con muchas de las cláusulas que los bancos insertan en los contratos de préstamos hipotecarios, la cláusula que regula el cobro de la comisión de apertura está siendo declarada nula por los tribunales. La consecuencia de la declaración de nulidad de dicha cláusula es que el banco está obligado a devolver al cliente las cantidades que en su día le cobró en concepto de comisión de apertura.

La razón por la que nuestros juzgados están entendiendo que la comisión de apertura es nula es que no se corresponde con la prestación de un servicio efectivamente prestado.

Así, y pesar de que existe una regulación específica sobre la comisión de apertura, y aún reconociendo el hecho de que el banco es libre de fijar los costes que le repercute al cliente, se destaca el hecho de que el coste que se puede repercutir debe ser adecuado y proporcional al gasto o servicio efectivamente prestado.

En Asturias ya existen numerosas sentencias dictadas por la Audiencia Provincial en este sentido. Ello supone una importante protección al consumidor frente a los abusos bancarios y abre la vía a reclamaciones de clientes que han visto como se les cobraban cantidades indebidamente.

Por esta misma razón resultan nulas las comisiones por reclamación de descubierto, tal y como hemos explicado en anteriores post.

Si tienes una hipoteca y quieres solicitar la nulidad de la comisión de apertura, así como la de los gastos de constitución o la cláusula suelo no dudes en ponerte en contacto con nosotros, y atenderemos todas tus dudas. Somos expertos en derecho bancario.