Desde la entrada en vigor de la Ley 1/2013, los Tribunales españoles pueden decretar el sobreseimiento de la ejecución hipotecaria en el caso de que aprecien la existencia de una cláusula abusiva, como puede ser por ejemplo la que establece una cláusula suelo.
Así lo ha hecho, entre otros, el Juzgado de 1ª Instancia Nº11 de Las Palmas de Gran Canaria al acordar el sobreseimiento de una demanda de ejecución hipotecaria interpuesta por CREDIFIMO contra un consumidor. En este procedimiento, el Juzgado tras declarar la nulidad por abusiva de la cláusula suelo así como el efecto retroactivo que debe producir dicha nulidad, llega a la conclusión de que la nulidad de dicha cláusula afecta a la propia liquidación de la deuda siendo necesario proceder a una nueva liquidación en la que sin duda se puede ver afectado tanto el número de cuotas impagadas como el vencimiento anticipado de la operación, por lo de declara el sobreseimiento de la ejecución hipotecaria.