En las empresas, y en especial en las SL, el día a día desgastar las relaciones entre los socios. Numerosas causas pueden ser las que originen que alguno de los socios quiera excluir de la empresa al otro: mala marcha de la sociedad, comportamientos inadecuados por parte de alguno de los socios, problemas personales entre ellos…

A continuación vamos a analizar las causas por las que podremos excluir a un socio de nuestra empresa, si bien debemos dejar claro desde este momento que este tipo de procedimientos suelen ser complejos y requieren el asesoramiento de abogados especializados:

En primer lugar existe un bloque de causas legales que permiten la exclusión de los socios. Estas se encuentran reguladas en el artículo 350 de la Ley de Sociedades de Capital (LSC):

  • Podremos echar a aquel socio que incumpla voluntariamente la obligación de realizar prestaciones accesorias.
  • Del mismo modo, podrá ser apartado de la empresa aquel socio que infrinja la prohibición de competencia contra la sociedad.
  • La última causa de exclusión de un socio es que éste haya sido condenado en firme a indemnizar a la sociedad por los daños y perjuicios por actos contrarios a la ley o a los estatutos sociales o realizado sin la diligencia debida.

El segundo bloque de causas que nos permiten excluir a un socio son las denominadas causas estatutarias, recogidas en el artículo 351 de la Ley de Sociedades de Capital, que establece que siempre que se cuente con el consentimiento de todos los socios se podrán incorporar causas de exclusión, modificar o excluir las que figuren con anterioridad.

Por último analizaremos el proceso para poder excluir a un socio en una SL. El artículo 352 de la ya mencionada Ley de Sociedades de Capital establece que será necesario el acuerdo de la Junta General.

Además en el acta de la reunión o en un anejo deberá hacerse constar la identidad de los socios que hayan votado a favor del acuerdo.

Por otro lado, para poder excluir a un socio que tenga una participación igual o superior al 25% se necesitará, además del acuerdo de la Junta General, una resolución judicial firme si el socio no se conforma con la exclusión acordada.

La anterior resolución judicial no será necesaria en aquellos supuestos en los que la exclusión del socio venga motivada por  la condena a ese socio a indemnizar a la sociedad.

Por último, el artículo 352 establece que cualquier socio nosotros hubiera votado a favor del acuerdo de exclusión podrá ejercitar la acción de exclusión en nombre de la sociedad en el caso de que esta no lo hubiera hecho en el plazo de un mes desde la fecha de adopción del acuerdo.

Para cualquier consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros y un equipo de abogados especialistas se pondrá a su disposición.