Tras meses de avisos, las previsiones no se equivocaron: los clientes que confiaron en el Banco Popular e invirtieron sus ahorros en Bonos Convertibles han experimentado una pérdida del 81% de su capital, por lo que se avecina una avalancha de demandas frente a dicha entidad.

Por eso, y para intentar minimizar las consecuencias que estas demandas tendrían, el Banco Popular está haciendo una oferta a sus clientes que les está vendiendo como la solución ideal.

Sin embargo, esta oferta, lejos de arreglar el problema del cliente, lo convierte en un prisionero del banco, lo que a su vez, vuelve a generar más beneficios en la cuenta de resultados del Banco.

Intentaremos en este post explicar en que consiste la oferta:

  1. Por un lado el Banco Popular, ofrece préstamos hipotecarios y préstamos al consumo a un interés menor que el que habitualmente aplica la entidad.
  2. Por otro lado, oferta imposiciones a plazo fijo pagando un interés más elevado que el que suelen aplicar a sus clientes.

Hasta aquí todo parecen ventajas para el cliente. Sin embargo nada más lejos de la realidad. Utilizaremos un ejemplo que nos ayude a entender la oferta:

Pongámonos en la piel de un ahorrador que en 2.007 depositó 20.000€ y que, ahora, ha recuperado algo menos de 4.000€. (PERDIDA DE 16.000€).

Pues bien, cuando a este cliente acude al Banco, le dicen que, teniendo en cuenta que desde 2.007 ha venido cobrando unos intereses de esos 20.000€, no ha perdido tanto. Aquí es donde reside el mayor engaño: los intereses cobrados son el rendimiento por haber tenido ese dinero en el Banco, pero NO SON PARTE DEL CAPITAL. LA PÉRDIDA SIGUEN SIENDO 16.000€.

Sin embargo la cosa es todavía más escandalosa ya que lo que nos propone para recuperar los 8.000€ que hemos perdido (según su manera de entender la cuentas), es que depositemos en el Banco 80.000€ (el cuádruple de lo invertido inicialmente) durante al menos 4 años, y el Banco se compromete a pagar un 3% más de lo que paga a sus clientes habituales, de forma que, a lo largo de los años, recuperaremos esos 8.000€ que habíamos perdido.

Así las cosas, solo cabe preguntarse, ¿no parece esto una falta de respeto a sus clientes? Probablemente algunos de sus clientes acaben aceptando este tipo de ofertas por no demandar al Banco. Sin embargo los Juzgados y Tribunales, vienen desde hace varios años dando la razón a las decenas de miles de ahorradores que se han visto engañadas por su Banco o Caja por lo que desde este post animamos a los usuarios que se hayan visto afectados a contactar con nosotros y estudiar la posibilidad de recuperar el dinero invertido.